domingo, 12 de marzo de 2017

Estrellas



Y buscábamos estrellas tumbados en la hierba, escapándonos de respuestas absurdas que nos dejaban al aire futuros inciertos. Buscábamos la fuerza cogiéndonos las manos, intentando marcar barreras hacia aquello que pudiera hacernos daño. 
Me gustaba creer que de la mano, tumbados, abrazados, enroscados, juntos, podría escapar de la parte mala del mundo, la parte codiciosa que nunca dudaba en quedarse con las buenas historias, con las ilusiones o sueños, con las palabras mágicas que deshacían entuertos, con aquellas poquitas vidas que deberían de servir de ejemplo a tantos y tantos necios...
Nos gustaba luchar a nuestra manera y a veces sólo podíamos hacerlo mirando al cielo. Tumbados, levantábamos los brazos haciéndonos dueños de todo lo que podíamos abarcar con ellos, tú me decías las cosas buenas que hacer con tu parte, y yo, yo bajaba mi brazo pegado al tuyo y saltando desde mis estrellas brillantes a las tuyas, te entregaba mi mundo lleno de esperanzas, deseando aceptaras y así compartir... compartir para siempre, estando a tu lado, sin miedo a quedarme sin ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada