lunes, 4 de abril de 2016

Las pequeñas cosas de las cuales tú eres mi inspiración.





Caminar desnuda del cuarto a la cocina en busca de provisiones,
sintiendo el frío de las baldosas bajo mis pies.
Sacarle punta a los sueños
para pintar con ellos nuestros amaneceres.
Bailar entre las sábanas
teniendo por orquesta tu respiración.
Medir tus brazos con los míos
y echarle pulsos a la pasión;
tú, apostando por los besos con mordiscos,
yo, por aventurarnos fuera del colchón...
Cogerte de la mano cinco minutos antes
de que tengas que marcharte y
ganar así la ventaja de otro par más
en los que consigo hacer callarte,
besándote, como si nunca lo hubiera hecho antes.
Tener por despertador tus caricias
y cantarte...
cantarte cualquier canción.





No hay comentarios:

Publicar un comentario