viernes, 20 de marzo de 2015

Ocurre...

            


Ocurre que hay días que dejó de soñar,
que me despierto de repente y culpo al mundo estridente
por no poder continuar,
culpo a las risas de otros a medio camino,
o a palabras perdidas en mi cabeza...
Culpo al claxon de un coche,
a quien corre sin meta,
a las llamadas insulsas,
o al toque de queda que marca la espera.
Ocurre, que hay días que la indiferencia se instala en tus ojos
para enseñarme tinieblas...
Ocurre que a veces las fuerzas se quiebran,
la derrota me gana y tan solo el aire me sostiene en la nada.
Y mi alma se retuerce cual pez fuera del agua,
y el sueño se pierde, se esfuma, se escapa...
Ocurre que a veces la vida me dice despierte con un;
"¿Qué sueño persigues?... Qué ilusa eres niña".
Y me culpo por no haber podido cerrar bien los ojos,
por no haberme quedado por siempre dormida nadando entre estrellas.


3 comentarios:

  1. Todos tenemos esos días, lo importante es que pasen y volver a recuperar nuestras ganas de seguir soñando... hermosa entrada <3

    ResponderEliminar
  2. Los sueños nunca se acaban STAR, nunca... Un beso preciosa!

    ResponderEliminar
  3. Pero al leerte todo se escampa Su :)

    ResponderEliminar