lunes, 23 de marzo de 2015

No hay miedos.

         


A estas alturas poco me importa regreses a buscar
lo que no encuentras allá donde tú estás.
Poco me importa revuelvas mis cosas, 
arañes en este otro lado segundos al tiempo,
para dar con ello antes de que la hora marque tu salir corriendo.

Y vienes despacio 
creyendo que duermo, 
te arrastras mirando, 
contienes tu aliento... 
Revuelves recuerdos, 
palabras y versos 
y entonces te paras ahí donde dice;
"Sus besos son míos, mis sueños sus sueños", 
mi amor es tan puro que intentas romperlo... 

A estas alturas poco me importan tus manos 
se posen sobre mis cosas, 
jamás pudiste romperlo ni llevártelo lejos. 
A estas alturas poco me importa regreses de nuevo, 
mi reino protege cada beso marcado, 
cada caricia dada, 
cada suave sonrisa, 
cada flor de mi pelo, 
cada estrella dorada, 
cada susurro al oído,
cada te quiero que has dicho.

A estas alturas ya poco me importa aparezca la bruja, la historia está escrita...si intentan robarla 
más perdurará. Me protege mi reino, me protege mi cuerpo, no hay farsa que entre ni dedos fríos que arranquen de un corazón puro la verdad.



viernes, 20 de marzo de 2015

Ocurre...

            


Ocurre que hay días que dejó de soñar,
que me despierto de repente y culpo al mundo estridente
por no poder continuar,
culpo a las risas de otros a medio camino,
o a palabras perdidas en mi cabeza...
Culpo al claxon de un coche,
a quien corre sin meta,
a las llamadas insulsas,
o al toque de queda que marca la espera.
Ocurre, que hay días que la indiferencia se instala en tus ojos
para enseñarme tinieblas...
Ocurre que a veces las fuerzas se quiebran,
la derrota me gana y tan solo el aire me sostiene en la nada.
Y mi alma se retuerce cual pez fuera del agua,
y el sueño se pierde, se esfuma, se escapa...
Ocurre que a veces la vida me dice despierte con un;
"¿Qué sueño persigues?... Qué ilusa eres niña".
Y me culpo por no haber podido cerrar bien los ojos,
por no haberme quedado por siempre dormida nadando entre estrellas.