martes, 9 de diciembre de 2014

Nuestros pasos.

 

 
Y mis pasos junto tus pasos
me conducen a mil te amos,
me dirigen a la dicha,
de sentirte aquí a mi lado,
de sentirte muy adentro,
cada mil veces que dices,
tan profundo, tan despacio,
las palabras que repites...
Una, diez, treinta
noventa...
dos palabras, tantas cosas,
y mis labios en tus labios
 
Una, diez, treinta
noventa...
y el mundo se descubre
en cada beso,
en cada paso,
en cada tramo compartido...
en el gesto de entregarme
tu corazón que hago mío
cada vez que tu mano extiendes
y que yo suave acaricio,
cada vez que tú me dices,
no podría vivir esta vida
si tu amor no está conmigo.
 
Una, diez, treinta,
noventa...
y en cada beso,
en cada paso,
a cada mil palabras tuyas,
nuestro mundo conquistamos.
 
Una, diez, treinta,
noventa...
dos palabras, tantas cosas
y tus labios en mis labios.
 
 
 
 
 

8 comentarios:

  1. ¿Una, diez, treinta y noventa? Me ha entrado la curiosidad por el número y su razón.

    ResponderEliminar
  2. Es fácil, el texto habla por sí solo Noa; "mil te amos", "mil veces que dices", dos palabras que le repiten (te amo)y va enumerando

    ResponderEliminar
  3. Lo cierto es que es maravilloso y hacia falta leer algo tuyo
    me declaro fiel seguidor de cada una de tus letras

    ResponderEliminar
  4. Y mi boca junto a tu boca
    le susurra mil te amos
    una, diez, treinta y noventa
    duerme entre mi brazos.



    ResponderEliminar
  5. Mmmmmmmmm!!
    Precioso mil veces y más.
    Un gusto volver a leerte.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Marrubi, un beso cielo!

    ResponderEliminar