sábado, 9 de noviembre de 2013

Lost letters...







No sé, supongo que cada uno perseguimos un sueño, uno que aunque veamos imposible tratamos de alcanzar... no sé, quizás los que lo hacemos seamos románticos ilusos basándolo todo en esa persecución, pero es que soñando los días no son tan duros....además, qué sería de nosotros sin ellos, dime, qué sería.
Y soñamos, soñamos hasta darnos de bruces contra el suelo o tener la grandísima suerte de ver parte de aquello que ansiamos alguna vez cumplido.
Soñamos.
Yo sueño mientras se consume todo, mientras cada calada que le doy a la vida, en el humo se pierden más cosas que el tiempo y me pregunto, ¿es inútil a caso seguir?.
No lo sé, sigo soñando y sueño, que es lo que me hace existir, quizás un día llegue mi beso... ese que me haga sentir, uno que de repente me lleve a creer en que todo tiene un final feliz... "Y comieron perdices"
Un beso, un beso...y sueño.

La manzana roja está lista.
Despiértame con tu beso.
Sueño.
Duermo.

Sueño.