lunes, 4 de marzo de 2013

Hoy... un cuento.



Hoy he escrito en el aire frases, he dibujado secretos. Hoy he tarareado canciones, recordado notas y me he sentado en la nada a esperar el algo que me llevara lejos, aún más lejos.

Hoy he imaginado lugares, he visto estrellas danzando, he vuelto a repetir tu nombre, he escuchado a alguien decirme; "te cogeré la luna"... sí, la luna. He sentido abrazos pasados, me he convertido en niña y he contemplado luciérnagas que alumbraban caminos por los que nadie transita. He limpiado de arena las caracolas más hermosas, arrojado pétalos colina abajo, he vuelto a llenar de hierba mi pelo y enterrado algún fracaso bajo el árbol muerto que hay arriba, en el acantilado, ese al que suelo acudir cuando entre el silencio quiero gritar deseos.

Hoy se han llenado de barro mis altas botas saltando el río de una orilla a otra, he vuelto a hacer un ramo de un par de flores y  algunas cañas de extrañas formas. He soplado dientes de león, me he parado a ver un regimiento de hormigas y tras intentar hacerles perder su fila, me he marchado corriendo esparciendo risas... después, me he parado en seco para mirar de nuevo el cuadro de un paisaje de un no sé que sitio que cuelga en una de las paredes de este, mi cuarto, ese que unas veces es tan pequeño y otras es tan grande como el universo.  

Hoy vuelvo a soñar sin cerrar los ojos porque las cosas así siempre son mas bonitas que despertar sin sueños.