sábado, 9 de noviembre de 2013

Lost letters...







No sé, supongo que cada uno perseguimos un sueño, uno que aunque veamos imposible tratamos de alcanzar... no sé, quizás los que lo hacemos seamos románticos ilusos basándolo todo en esa persecución, pero es que soñando los días no son tan duros....además, qué sería de nosotros sin ellos, dime, qué sería.
Y soñamos, soñamos hasta darnos de bruces contra el suelo o tener la grandísima suerte de ver parte de aquello que ansiamos alguna vez cumplido.
Soñamos.
Yo sueño mientras se consume todo, mientras cada calada que le doy a la vida, en el humo se pierden más cosas que el tiempo y me pregunto, ¿es inútil a caso seguir?.
No lo sé, sigo soñando y sueño, que es lo que me hace existir, quizás un día llegue mi beso... ese que me haga sentir, uno que de repente me lleve a creer en que todo tiene un final feliz... "Y comieron perdices"
Un beso, un beso...y sueño.

La manzana roja está lista.
Despiértame con tu beso.
Sueño.
Duermo.

Sueño.

miércoles, 23 de octubre de 2013

Por ti ganaré batallas...





Cuando no estés derrocaré las pesadillas, la soledad inoportuna
 y la ansiedad de todo con tazas llenas de cafeína
e imágenes de los días que contigo compartí.

Cuando no estés, montaré guardia en tu lado de la cama,
y desnuda ante la noche
volveré a rememorar recuerdos llenos de sal, sudor, besos...
de humedad y de deseo,
y esperaré a que tus caricias me traigan a la realidad
de momentos como aquellos donde el te quiero
se deslizaba por mi cuerpo
y el mundo ni parecía existir.

Cuando no estés le robaré al tiempo las horas,
las guardaré bajo la almohada
y exigiremos al dios de turno las multiplique por mil,
ganaré la batalla al hastío de no tenerte,
al silencio entre paredes
o a la inquisidora pregunta del cuando estarás aquí.

Y verás cariño mío que pronto mi amor, muy pronto,
las balas de la nostalgia darán paso al instante del tú, yo, ahora,
del queda menos que antes para que estés ya junto a mi.


Tenía ganas de traer este texto que dejé en "Locuras" a Mi príncipe, quizás porque es uno de mis preferidos... supongo que cada uno de nosotros luchamos en el bando de ese que lleva por nombre Amor.
Un abrazo a todos.

viernes, 17 de mayo de 2013

Loca enamorada.



Y sentir tu mirada atada a mi alma
y enlazar cada beso con tu suave fragancia.

Átame al por siempre,
al despertarnos juntos cada mañana.
Átame al no tengas miedo,
átame al sueño cumplido,
a mi manía de dibujar corazones sobre tu espalda.

Átame vida mía
al colchón de esperanzas,
esas que antaño corroían cegadas
y hoy abren los ojos dejando mi cuerpo
a merced de miradas,
a merced del tuyo
y de tus dulces palabras.

Y sentir tu mirada atada a mi alma
y enlazar cada beso con tu suave fragancia...

Y sentir que me quieres y convertirme en eso,
en la dichosa loca enamorada,
y sentir que me quieres y decirte siempre;
átame vida mía,
átame fuerte mientras me amas.


martes, 30 de abril de 2013

Sueña...



Fui recogiendo una a una las palabras que el viento fue desprendiendo a la historia más larga, aquella que muda se perdió entre imposibles y naufragó tantas veces en un mar de lágrimas.
Fui restaurando la letra de viejos poemas, acariciando estrofas, murmurando deseos que entre perseidas volaban tras tu ventana. Deseos felices que el tiempo bañó con el "tal vez algún día, tal vez se cumplan la próxima noche o la madrugada siguiente, a la de dentro de un tiempo o la de cualquier futura mañana".
Fui escondiendo temores mientras dibujaba versos que iba obteniendo de un sin fin de dormidos sueños que anclados quedaron entre los puntos seguidos de cientos de folios que permanecían en blanco.
Y dibujé... dibujé un no me olvides, dibujé corazones y coloqué de nuevo a la historia a la princesa perdida que volvía con fuerzas para gritarle al mundo que hay palabras que siempre se quedan a pesar de que el tiempo pretenda callarlas, que hay esperanzas que a veces se rompen y agujas con hilo que las reparan... así pues, hoy rescato de nuevo mi libro, mientras pacientemente coso a sus tapas el mejor par de alas.
 
Hoy, cuando llegue la noche, volveré a decir que te quiero, volveré acunar esos sueños, te diré buenas noches y cuando estés bien dormido, te dejaré un par de besos que acaricien tu rostro... sí... y al alba, al alba volveré a anudar sonrisas a la esperanza.

lunes, 4 de marzo de 2013

Hoy... un cuento.



Hoy he escrito en el aire frases, he dibujado secretos. Hoy he tarareado canciones, recordado notas y me he sentado en la nada a esperar el algo que me llevara lejos, aún más lejos.

Hoy he imaginado lugares, he visto estrellas danzando, he vuelto a repetir tu nombre, he escuchado a alguien decirme; "te cogeré la luna"... sí, la luna. He sentido abrazos pasados, me he convertido en niña y he contemplado luciérnagas que alumbraban caminos por los que nadie transita. He limpiado de arena las caracolas más hermosas, arrojado pétalos colina abajo, he vuelto a llenar de hierba mi pelo y enterrado algún fracaso bajo el árbol muerto que hay arriba, en el acantilado, ese al que suelo acudir cuando entre el silencio quiero gritar deseos.

Hoy se han llenado de barro mis altas botas saltando el río de una orilla a otra, he vuelto a hacer un ramo de un par de flores y  algunas cañas de extrañas formas. He soplado dientes de león, me he parado a ver un regimiento de hormigas y tras intentar hacerles perder su fila, me he marchado corriendo esparciendo risas... después, me he parado en seco para mirar de nuevo el cuadro de un paisaje de un no sé que sitio que cuelga en una de las paredes de este, mi cuarto, ese que unas veces es tan pequeño y otras es tan grande como el universo.  

Hoy vuelvo a soñar sin cerrar los ojos porque las cosas así siempre son mas bonitas que despertar sin sueños.   

miércoles, 13 de febrero de 2013

A veces hasta la ausencia más corta se hace eterna.

 


Volverán los besos en los que nadaba entonces y ahora el tiempo seca dejando en mi boca deseos que brotan al imaginarme entre tus olas...

Volverán tus brazos para acunarme, da igual si en la noche oscura o en el más frío alba... volverán los días en los que el simple brillo de tus ojos iluminen de nuevo los míos llenándoles de sueños e historias que hablarán de un para siempre, de un es posible, de un coge fuerte mi mano, que aquí me tienes...

Volverán a llenarse de margaritas los campos y te haré rey absoluto de lo inabarcable; mi reino, las sendas de doradas piedras, mis corazones rojos, mis besos al aire...

Volveré entre las notas de la canción más hermosa, esa que a veces me cantas. Volveré de puntillas para taparte los ojos y decirte al oído que las mejores historias se tejen de un hilo irrompible al olvido... llenemos cada hebra de dulces frases, palabras, caricias... bordémosle al quiero infinitos, un estaré a tu lado, más de mil suspiros y tan sólo un te extraño, que ya no puedo tenerte un segundo lejos, que hoy necesito mojar mi cuerpo, iluminar el alma y coser en mi nuca, mejilla, corazón y pecho, cada uno de tus te quiero. 

Vuelvo...



martes, 29 de enero de 2013

Adiós.



Hoy siento el frío de la indiferencia , el vacío de un lugar que en su día estuvo lleno... hoy siento que desilusión me cogió de la mano para llevarme al lugar donde nadie perdona. Y es que las oportunidades se agotan, ya no tengo fuerzas, se ahogan recuerdos felices y uno se cansa de tener tendida la mano hacia aquél lugar que se creyó exacto y que ahora se pierde en cualquier punto del espacio. He buscado la manera... he intentado descifrar problemas, he visto que pasaba el tiempo y el orgullo de quien no espera me ha dejado notas tristes apuntando a mi cabeza. El disparo ya se ha hecho, agoniza la esperanza, suspendidas en el aire hace rato aparecieron letras que me alejan... suspendidas en el aire, suspendidas en la nada... y las cojo una a una con el mayor de los cuidados.
Hoy he tendido cinco letras sobre un pequeño folio en blanco, cinco letras son suficientes para aquél que con las suyas formó balas... hoy cansada de todo, de ver demasiados reyes ciegos, sordos, huecos, tontos... me lamento. Tu corona, mi condena.
Si alguna vez lo hicieras, si más allá salieras de esas, las más oscuras tinieblas....

Tu corona, mi condena.   

martes, 15 de enero de 2013

Egoísta




Quiero más que unos minutos,
quiero más de lo que tengo
y es que intentar a la carrera,
conseguir estirar el tiempo,
me convierte en egoísta con un único deseo;
hacer de tu vida mi vida
y de mi presencia... tu tormento.

Tormento por decir sin parar "te quiero",
tormento por tenerte preso,
pues sólo encarcelar tus manos
a los límites de mi cuerpo,
hace que desee atarte no al siempre
sino al por siempre,
al no podrás marcharte,
al "juntos" que amarraré fuerte
a caricias, a humedades,
a besos incansables
que no dejarán te vayas,
ni un segundo de mi cárcel.

Sí... quiero más.