martes, 24 de abril de 2012

El tiempo seguirá pasando...


Guardé tus recuerdos aún sabiendo que tú no lo hacías... guardé historias viejas esperando que un día el polvo las cubriera y pudiera llegar el momento de deshacerme de todas ellas.
¡Cómo nos engañamos a veces!, ¡cómo caemos en lo absurdo guardando recuerdos que sólo uno tiene!, recuerdos que ya no traen nada y que por mucho que intentamos olvidar siempre estarán presentes. He aparcado tantos a lo largo del tiempo... he ocultado en la repisa de un corazón herido aquellos que quise cubrirlos de polvo.

Ingrato olvido que todo lo tocas, de mi ni se acuerdan
y yo contemplando de cerca las sobras.
Ingrato olvido, ingratas cosas,
ingrata repisa que guardas recuerdos...
ingrata vida, ingrata memoria
que de nuevo regresas al viejo estante de mi triste historia.

jueves, 19 de abril de 2012

Deseo.



Tocarte... hoy sólo deseo eso, tocarte. Bajar la estrella más brillante ponerla en el cabecero de mi cama y bajo su luz tocarte. Llenarte de besos y dibujar corazones sobre tus labios, tenerte cerca, sentirte dentro, oler tu cuello... hoy solo deseo eso. Borrar la tristeza que de improviso ataca haciendo flaquear mis fuerzas, probar tus labios, creer que puedo... demasiadas cosas, empecé con uno y ahora ya son varios mis deseos, aunque todos los resumo en uno, ese que haría realidad los otros y sin ninguna duda el más grande de mis sueños;

hoy sólo quiero tenerte cerca, al abrigo de mi cuerpo.

Seguiré tirándole besos al aire esperando que te llegue alguno, seguiré esperándote mientras te veo en cada uno de mis sueños y es que no soy nada... nada soy amor sin ellos.

domingo, 15 de abril de 2012

Un reino



Creo haber caído en el más dulce sueño, ese que me atonta de tal manera que me hace proyectar un sin fin de sonrisas, que me eleva pequeños centímetros del suelo y que me hace surcar cielos, mares y tierras sin ni si quiera moverme del lugar donde hoy me siento a contemplar mi reino.

Creo que hoy todo se presenta hermoso, que no hay ni un sólo rincón oscuro, que después de todo, se agradecen la últimas lluvias pues ahora todo pareciera salir con mayor fuerza... que los colores pasteles, dorados y verdes ahora se ven más limpios, más puros. Que lo que llegó a marchitarse un día ahora ha dado paso a nuevas flores que crecen sin importar en qué sitio, inundando de aromas silvestres el aire y llenando de pétalos los caminos.

Es hermosa la calma que llega tras la tempestad, es hermoso sentir de nuevo que el reino vuelve a respirar... mi reino, esa prolongación de mi misma que sabe cuando estoy triste o contenta, ese lugar donde tantas veces sueño... qué es la vida si no se sueña más que aburridos momentos en los que agonizan esperanzas, qué es una vida sin sueños más que castillos sin torres, apagadas luces y utopías quebradas.

Hoy pinto en el dintel de la puerta de mi casa;

"La vida sin sueños no vale nada"

viernes, 13 de abril de 2012

Contigo todo el tiempo.



Llévame contigo allá donde las estrellas nacen... llévame contigo para no dejar de abrazarte, para jugar a ser nuestros propios dioses... para dictar nuestras propias leyes, esas que sólo dicen de amar.
Llévame contigo a volar entre las nubes mientras hacemos que el tiempo sólo sea nuestro, mientras lo enredamos atándonos cada segundo al cuerpo.
Llévame y cúrame de fríos que en la noche atacan cuando no te siento... cuando a la luna hablo convirtiéndola en celestina para que a tu cuarto vaya, se cuele por la ventana y te despierte para decirte que mi vida es tuya, que me mandes besos para poder llenar mi almohada... sí mi almohada, que yo iré cogiéndolos uno a uno mientras sueño contigo hasta el alba.
Y volar contigo... y olvidar el resto, llévame al lugar donde se pude coger a puñados la felicidad.


Hoy al despertarme he percibido de nuevo tu olor en mi cama, atrás quedaron las nubes y si algunas quedan, hoy... caminaré sobre todas ellas.

miércoles, 11 de abril de 2012

Pequeños alfileres.


Llueve... los días grises parecen enturbiar más aún el alma, las finas gotas parecieran pequeños alfileres que juegan a intentar clavarse, las nubes se confabulan con el viento para tapar los tímidos rayos de sol que se difuminan rápidamente... me pierdo. Hoy siento la necesidad de soltar todo lo que llevo dentro, de unirme a la naturaleza e imitar su gesto. Hoy me salen lágrimas sin más, no sé el motivo porque seguramente son muchos. Hoy hasta mi reino pareciera adoptar cada charco como si fuera suyo, como si quisiera demostrar que también sucumbe ante la tristeza de un día que no termina de despertar.


Hace rato que mi interior gotea, que he entendido que por mucho que extienda mi mano intentando buscar caricias de cada gota, lo único que consigo es hacer bailar mis dedos al compás de mis pensamientos mientras se mojan... qué tienen estos días grises que afloran las penas, que nos transforman. Qué tienen estos días que sin darnos cuenta nos llevan a pasados que quedaron grabados en el corazón a fuego lento, que reabren heridas, que confunden presentes... que nos tapan el futuro con oscuras vendas.


Hoy con los ojos hinchados miro al horizonte, no sé... algo me lleva a mirar allí, quizás esté buscando a que venga un rayo más fuerte, a que aparezcan los claros. Quizás esté esperando a que algo me ayude... no sé, quizás debería cerrar los ojos y esperar... o tal vez seguir llorando hasta que no salga más.

Llueve.


Safe Creative #1204111461043

martes, 10 de abril de 2012

A dos milímetros.


Demasiadas voces... demasiadas. No sé si conseguiré que entre todas ellas me escuches.
Y me falta el aire... desesperadamente intento hablarte pero hoy he visto que mientras se mezclan las de todo el mundo, las mías por mucho que grite, se mueren a dos milímetros de mi boca.
Puede que sí, que me haga complicadas las cosas, que mi pelea no de fruto alguno, que mi canción no tenga letra y que aunque me empeñe en escribirla, no consigas oírla nunca.
Hoy como todas las mañanas, vuelvo a decirte... a susurrarte, ya me cansé de dar gritos en vano. Ahora al levantarme, te diré lo que siempre te he dicho, te diré amor te amo... te cantaré mi balada triste, me ahogaré entre suspiros y me encerraré entre mis cuatro paredes esperando a que un día llegue respuesta a todo lo que te mando...
Te mando suspiros y besos, te mando mi mejor pluma, te mando infinitos te quieros, mi última sonrisa, un diente de león intacto... te mando el fino y delgado hilo que sujeta un corazón que vuela, te mando un te echo de menos, cien de mis doradas estrellas... te mando porqués con respuesta y la mayor de mis promesas.
Y seguiré levantándome siempre con palabras de amor en mi boca, puede que no las escuches pero aunque se queden ahí, a dos milímetros, no enmudeceré nunca... seguiré diciéndolas en cada historia.


Safe Creative #1204111461234

lunes, 9 de abril de 2012

Humo.


La ironía creo que ha hecho pasto de mi vida, que algún mecanismo no funciona, que por mucho que intente arreglarlo ella está presente riéndose a cada paso apagando sueños como si se soplara una vela, dejándolos en humo... siempre en humo.

He luchado contra mis miedos una y otra vez, y cierto es que no hay victoria que proclamar. No hay día, momento o segundo en el que no tema de nuevo perderme en la absoluta oscuridad. Así es mi vida, una continua lucha donde no hay posibilidad de tregua, donde no hay batalla que se gane por completo, donde me afano en buscar esperanzas que suelen quedar demasiado lejos... rozarlas, si pudiera rozarlas, tocar con mis puntas de los dedos un poco de lo que quiero, sentir que he conseguido algo y no morir en el intento.

Y lucho, sigo luchando aún sabiendo que me muero, que todo está demasiado lejos... la ironía de mi vida; soñar y despertar de golpe cuando creí poder tocarte con mis dedos. La felicidad son pequeños destellos que difícilmente se dejan atrapar y que a mi dejaron de visitarme hace ya demasiado tiempo.

Hoy como ayer espero ver encendida de nuevo mi vela, espero que un destello me indique hacia donde caminar de nuevo... y lucho... y de nuevo lucho.


Safe Creative #1204111461258

martes, 3 de abril de 2012

Secretos a voces.




Hoy no me importan mis desplumadas alas, no me importa ver que en el camino hay demasiadas piedras o que los días grises me seguirán atrapando cuando no sepa qué hacer.


Hoy no me importa soplar dientes de león mil veces y sentarme a esperar... no me importa contar las estrellas y perderme en la cuenta sin conseguir llegar a dormirme, pareciera tenerte más cerca mirándolas a todas ellas.


No me importa poner la misma canción una y otra vez, esa que cada vez que oigo te trae de nuevo a mi lado, eliminando distancias y aniquilando por unos instantes la estúpida idea de que no verte me hará olvidarte. Olvidarte... cómo olvidar cuando se quiere tanto, da igual si estoy lejos o cerca, magullada por golpes o contenta... contenta, como cada vez que allá en la colina más alta, proclamo a los cuatro vientos secretos que tú ya conoces, o como cuando te mando besos y suspiros que dices oler como si fueran rosas y que necesito enviarte... el corazón nunca calla por mucho que se le amordace.

Cómo decirte que tú y sólo tú eres lo único que me importa.


Ilustración; Benjamín Lacombe.


Safe Creative #1204111461241