jueves, 26 de enero de 2012

Te amo.


Me he sentado ante una hoja en blanco con la intención de decirte todas esas cosas que se amontonan dentro de mi apretando el corazón de tal forma, que estando a tu lado, el rápido palpitar las mueve desordenándolo todo, desordenando las frases... esas que al salir parecieran quedarse a medias mientras intento buscar el orden correcto de cada una de ellas, esas que envuelven sentimientos tan pronto felices por estar contigo, como tristes al pensar lo duro que es no tenerte siempre a mi lado, y es que... me resulta difícil no respirar tu mismo aire, no verme reflejada siempre en tus ojos o no sentir constantemente la suavidad de tus manos al roce con las mías.

Me he sentado ante una hoja en blanco para decirte cosas como estas, que al igual que me elevas y me haces soñar como nunca antes, me desplomo sin remedio cuando me veo sola ante el resto... el resto, gente que piensa que estoy demasiado loca, gente que me ve con la mirada perdida, con un lápiz, una hoja... gente que me ve reírme al recordarte, llorar al extrañarte... llenar de suspiros el aire, jugar con mi pelo mientras te nombro... y a todo esto, aún ni si quiera he puesto la primera frase.

No sé cómo explicarte que pareciera quedarme hueca cuando no estás, que ese montón de palabras que luchan por salir fuera en tu presencia, salen enmudecidas entre los suspiros cuando te echo en falta, dejando pequeños mensajes en el aire que tan sólo puedo entender yo, pequeños mensajes que hoy me he propuesto escribirte y que intento sacar afuera mientras me pierdo en tu imagen grabada en mi mente, mientras escucho pasar los segundos en un reloj que ha sustituido su tic tac por un no estás.
Así empiezo mi carta, y al intentar escribir el primero de mis mensajes, me he dado cuenta de que todos son iguales...

Hoy he escrito en un folio en blanco dos palabras.

8 comentarios:

  1. Hop... otra vez yo...!

    Y debo decir que cada una de esas palabras las he hecho mías... la he recordado a ella... ne fin.

    Cuantas veces ese sentimiento nos hace hacer cosas repetitivas y aveces involuntarias hasta cierto punto.

    En fin.
    Un beso y como siempre, me gusta.

    Cristofer.

    ResponderEliminar
  2. ME GUSTA LEER COMO AMAS...ES BELLISIMO,SU.
    GRACIAS POR TUS BESOS ,LOS NECESITO.
    SMUACKSSSSSSS

    ResponderEliminar
  3. Ehhhh Cris... cualquier mensaje de amor aunque no sea nuestro nos lleva a pensar en quien queremos. Un abrazo.

    Morganaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa ahí van un millón entonces guapa. Cuídate que se te quiere un montón :)

    ResponderEliminar
  4. Todo un placer... Como siempre...
    Saludos Su... ñ_ñ

    ResponderEliminar
  5. Seguro que sin que se lo expliques ya lo sabe sin que lo escribas lo lee porque desde tus retinas brotan esas dos palabras, ya no te diré me gusta o me encanto porque esas palabras se quedan cortas no son suficientes para expresar la ternura y la sutileza que provocas con tus letras... bendita tu pluma y bendito ese folio en el que escribes.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Lola, un abrazo enorme.

    William, ¿nunca te ha pasado que necesitas decir lo que piensas aunque sabes o imaginas que ya lo saben?, ¿que necesitas gritarlo a los cuatro vientos o decirlo nuevamente porque es tanto lo que uno siente que pareciera que si no lo dice explota? ¿que se le llena la boca de esas dos palabras, que es incapaz de dejárlas de repetir no sólo en presencia de quien ama sino cada segundo que le piensa?. Supongo que sí, así es el amor que cuando uno lo siente no puede parar de expresarlo :)
    Un beso niño.

    ResponderEliminar
  7. Por cierto William, gracias por el comentario jajaja, ya ves me lié a decir de nuevo en el comentario y ni te las dí. Beso nuevamente ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bueno eso de poner en un papel todo aquello que sentimos, nos ayuda a nosotros mismos ya los demás.

      Eliminar