lunes, 16 de enero de 2012

Pequeña.


Me he visto pequeña... hoy he visto caer un gran roble muy cerca de la casa que sigue esperando a que se cumplan determinados sueños. Esa casa donde me resguardo cuando no puedo más, cuando agotada caigo después de comprobar que por mucho que haga hay cosas que no se pueden cambiar.
Hoy he visto un gran roble partido por la mitad, con sus raíces desnudas... pareciera un gigante dormido en un lecho de finas briznas de hierba, un gigante que no pudo aguantar los envites de la vida y que ahora me muestra lo delicados que podemos llegar a ser... que podemos mostrarnos fuertes, aparentar que nunca nada podrá con nosotros pero que en realidad todo son eso, apariencias.
Tan majestuoso y ahora yace en el suelo descubriéndose por dentro, enseñando que hace falta más que un tronco enorme para sujetarse... hoy al lado de ese roble me he sentido débil, pequeña. Me he sentado muy cerca, he tocado su corteza y sin darme cuenta, mientras lo hacía he mirado mi casa... he visto el humo blanco de la chimenea perderse en un cielo azul plomizo, he visto los verdes y húmedos campos que la rodean, las colinas a lo lejos cubiertas de oscuras nubes... pareciera que hoy mi reino quisiera llorar. Mi casa... quizás ella también se caiga, quizás un día no hayan más sueños que guardar o desaparezcan los que ahora hay... todo se cae. Quién la reconstruirá luego.
Hoy me siento débil... hoy veo un gigante en el suelo y si él no ha podido salvarse como podré yo, tan pequeña, evitar caerme con un puñado de sueños que ni si quiera tienen raíces que los aten a la realidad.

Ilustración de Duy Huynh.

14 comentarios:

  1. Hoy no podrás ,pero mañana estoy segura que sí,ya que tu alma es mucho más fuerte que todo eso...no lo dudo.
    Millones de besos.

    ResponderEliminar
  2. Te leí, impresionante,hay cosas que simplemente no se explicar.. amamos cosas que parecieran nunca cortarse ni tumbarse,pero un día nos damos cuenta de que nada es para siempre ,ni nada es invencible , no sabes porque se partió el roble ? o solo lo encontraste tumbado sin saber el porque? .

    besos :)

    ResponderEliminar
  3. Te leí, imprecionante , eso indica que nada es invencible ni para siempre, al fin y al cabo el tiempo siempre lo echa todo a perder... en momentos como estos debes saber que la única que estará siempre con vos sos vos misma..

    besos.

    ResponderEliminar
  4. Me has hecho recordar el chiste del que se puso a hacer pis al lado de las Cataratas del Niágara y pensó " no somos nadie"

    ResponderEliminar
  5. Morgana... besos :)

    Mi querida Star, la verdad es simple imaginación, no hay árbol, no hay casa... no hay reino, todo sale de mi cabeza. Historias que me acompañan cuando quiero reflejar algo. Un beso guapa.

    Tracy, me hiciste reír... es algo así ;)

    ResponderEliminar
  6. Precioso su, eres maravillosa con tus relatos nos haces reflexionar tanto... Abrazos querida amiga ,gracias por visitar mi casa

    ResponderEliminar
  7. Gracias Luz, es un placer siempre ir a verte. Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  8. Es bueno derrumbarse y volverse a reconstruir, así que no lo dudo...que si te caes vendras mucho más fuerte.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Al fin de cuentas todos somos una mezcla de muchas cosas, que vamos enumerando y colocando según su importancia y creencia. Si tomas a la fuerza con tanta importancia, olvidaras tal vez al amor, la fe, la esperanza, que son mas "fuertes" aun. Con ellas no lo aseguras todo, sino que logras comprender que no es cuestión de debilidad sino de papeles, cada quien tiene su espacio, su tiempo, su lugar. La caída del roble no necesariamente es una prueba de lo frágiles que somos sino también la muestra del tiempo que cumplimos, cuando ese se nos termina no existirá nada en el mundo, ni tronco fuerte, ni raíces largas, ni tierra, ni nada, que nos haga permanecer mas del tiempo establecido. Para dejar de existir pretextos son los que sobran. Ley de vida.
    Saludos... ñ_ñ
    PD: ya estaba extrañando tus entradas, valió la pena la espera, una entrada impresionante.

    ResponderEliminar
  10. Su, besitos de Domingo,espero que tengas un buen día guapa.

    ResponderEliminar
  11. He venido a verte y a darte un beso !!Muak!!

    ResponderEliminar
  12. William toda caída duele, rompe... deja marcas, pero eso no importa si se consigue uno reconstruir de nuevo como tú dices. Yo creo que no es bueno derrumbarse, se sufre mucho y no todo el mundo es capaz de levantarse... pero bueno, de todo aprendemos.
    Beso.

    Así es Lola, por mucho que queramos, las cosas terminan. No hay nada duradero y no deberíamos de perder el tiempo, debemos de aprovechar cada instante. Un abrazo y gracias siempre por tus comentarios.

    Luz, mi niñaaa eres un sol, besitos :)

    ResponderEliminar
  13. Todo lo que nos sucede , sucede por alguna cosa... de las caidas aprendemos a levantarnos!

    un abrazo enorme pequeña!

    ResponderEliminar
  14. Así es querida Bonheur, así es. Un beso enorme :)

    ResponderEliminar