jueves, 24 de noviembre de 2011

Miedo.


Frágil... hoy me siento frágil, indefensa, temerosa... como si de un momento a otro me fuera a romper. Me siento como un copo de nieve deshaciéndose lentamente, como brizna de hierba que la vapulea el viento.
No... una hierba no es frágil, pero cuando está seca el aire la arrastra por mil direcciones llevándola a ninguna parte.
Frágil... demasiado frágil, como una figura de porcelana que si se cae al suelo se hace añicos, como diente de león ante un soplido, como la fina escarcha ante el sol tímido de la mañana. 
Y tengo miedo, miedo... miedo de que se rompa cada parte de mi cuerpo, cada sentimiento que guardo en un corazón con repisas llenas de tus cosas, de tus besos, tus palabras... de tus recuerdos. Sí... miedo.


Hoy quiero que me resguarden tus brazos,
que me acolche tu piel,
que me envuelva tu cuerpo,
que me enrede tu ser.


Quiero que seas tú quien me recoja si me rompiera en algún momento, quiero que seas tú quien me agarre fuerte cuando llegue el balanceo que intente alejarme... no, no quiero alejarme, es esta fragilidad la que me hace sentirme a todo tan vulnerable.
Qué será que cada vez que te miro a los ojos, me entra este miedo... miedo a que lo que tengo se rompa, se quiebre, se parta... miedo, simplemente miedo a que todo se descomponga.

12 comentarios:

  1. lo he leido un par de veces... y bueno, después de tan bellos textos esperanzadores anteriores, tenía que venir este.. si... ese miedo a el sueño se vaya haciendo humo... pero que dices!! una soñadora como tú...
    de todos modos, me pellizca un poquito dentro, como siempre...
    besos

    ResponderEliminar
  2. Que se cumpla tu deseo amiga Su. Que te protega y te albergue entre sus brazos calmando tus, ansias y angustias.

    Amen

    ResponderEliminar
  3. Son tus brazos el motor que me empuja
    es tu piel el calor que me abriga
    es tu cuerpo de mi Vudú la aguja
    son tus labios el templo que me anida.

    Siempre que te leo me inspiro...Un besote de esos de abrigo que espantan miedos.

    ResponderEliminar
  4. Y es que cuando uno quiere tanto uno llega a temer el perder algo... pero aún así seguimos soñando Suso, siempre soñando. Besos niño :)

    ResponderEliminar
  5. William... es un placer siempre tenerte aquí comentando, siempre me dejas pequeñas joyitas que valoro muchísimo. Gracias, un beso enorme, enorme :)

    ResponderEliminar
  6. Esos brazos te recogerán mucho antes de caerte, te abrazaran y los miedos se convertirán en risas y deseos encantados.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  7. De momento nada se ha roto, así que no sirve de nada tener miedo. Limítate a disfrutar...
    Beso.

    ResponderEliminar
  8. El miedo....tarde o temprano aparece en nuestras vidas... y es duro muchas veces hacerle frente....

    Eres una soñadora pero el miedo no entiende de sueños, hay que ser fuerte y vencerlo...

    Hermosas palabras...
    un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
  9. ¡Que alegría! que sólo te sientas así un día, yo llevo acumulando miedos y vulnerabilidad... ¡ni se sabe!

    ResponderEliminar
  10. Hola linda.
    Miedo a que se rompa... aveces las cosas ya se rompieron y uno sigue ahí como un imbécil perdido en la imagen de lo que fue.

    Aveces es mejor dejar que la arcilla se desmorone del cerro que la sostiene, para que el artesano la recoja y moldee su figura en la más excelsa de las esculturas.


    Besos, muchos.
    Cristofer

    ResponderEliminar
  11. Preciosa entrada!! Muy emotiva!! Un placer visitarte y leerte! Vulevo pronto por aqui por que te sigo!



    Sawabona!

    ResponderEliminar