viernes, 19 de agosto de 2011

Vacío.



Y espero esa mano que me saque de la duda,
del infierno, de las incertidumbres,
de preguntas sin respuesta,
de vacíos que me aprietan.
Espero esa mano...
esa palabra tan necesaria
cuando el silencio responde 
en cada uno de los rincones de mi propia casa.
Y no hay señal, no hay camino,
ni mano, ni palabra...
sólo esta sensación de vacío
que consume esperanzas,
que detiene el tiempo,
que hasta roe el alma.
Vacío... sólo vacío.

Qué será que cuando uno se pierde, encuentra siempre el camino hacia el precipicio. 

14 comentarios:

  1. Sal de tu casa y hazme compañía mientras esperamos ambos en la plaza íntima... tú esperas esa mano y yo es pero, El Fin de los días de sol.


    Me encanto.

    Saludos.
    Cristofer.

    ResponderEliminar
  2. Me identifico tanto con tu sentir....
    A veces pienso que el camino al precipicio es el más facil, cuando te sientes perdido , resignarse es la opción más facil... pero tenemos que ser fuertes e intentar llenar ese vacio. Por eso no tenemos que temer a aquello que creemos que nos hará enocontrar nuestro camino...

    un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  3. Yo extiendo mi mano para coger la tuya y que no esté vacía, y si hace falta estaré al final del precipicio para acogerte y sujetarte. Tenemos que ser capaces de dar esa mano a los demás cuando les hace falta, la vida está llena de altibajos.

    Besines y sonrisas a manos llenas :-)

    ResponderEliminar
  4. Muy cierto que al final siempre esta el camino hacia el precipicio, pero vamos hay que saltar, seguro que caeremos pero como dos gotas de rocío.

    Besos Guapa!!

    ResponderEliminar
  5. BONHEUR, no tememos a quien nos ayude encontrar el camino, más bien el no tenerlo y necesitarlo.
    Abrazo :)

    Simplementeyo, sin lugar a dudas demuestras con lo que has dicho que eres una gran persona y no puedo decir otra cosa más que gracias, mil gracias. Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. Quieres saltar William?...noooo, mejor nos quedamos arriba, seguro que encontramos otro camino ;)

    ResponderEliminar
  7. Arrrggg Cris, y tu comentario jajajaja no sé qué hice con él... bueno, lo repito. Sería un placer esperar en tu compañía, oyeeee... fijo que nos reíamos. Un beso peque.

    ResponderEliminar
  8. Yo también espero esa mano, por lo menos hoy.

    ResponderEliminar
  9. A ver si encuentras una salida (que no sea el precipicio...)
    Beso.

    ResponderEliminar
  10. Ahi esta el camino, da el primer paso...caminaras...encontraras muchas manos que se uniran a la tuya...porque tu mano es poderosa!
    un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Llegará Tracy... ya lo verás.

    Hombreeee rombo, parece mentira que no me conozcas, yo siempre buscando que el precipicio está muy, pero que muy alto ;)

    ResponderEliminar
  12. Mery... lo primero, gracias por quedarte, es un auténtico placer tenerte en mi blog. Y lo segundo, gracias por tus palabras... a caminar se ha dicho.

    ResponderEliminar
  13. Siempre hay una mano lista para agarrarte y que no saltes, el problema como dice Arjona (jeje) es saber dónde está la mano, o que aparezca en el momento necesario, es más Su, dejémonos de cosas jaja, queremos ESA mano, las demás ayudan pero no sanan, esa palabra, esa presencia mmmm

    Tal vez no ahora, pero en alguna otra ocasión me identifico con tus palabras aquí!

    Besossssss
    Bea

    ResponderEliminar
  14. Jajajaja, busca ese comentario...!!! jajajaja...
    Y si creo que caeríamos al precipicio o llegaría el fin de los días e sol, de igual manera, pero con muchas rosas...! jajaja...!!
    un beso.


    Cris.

    ResponderEliminar