sábado, 30 de julio de 2011

Arañando tiempo.




Intento arañar al tiempo más segundos, mas minutos... más horas, para no sentir que se esfuma cuando estás cerca.
Intento hacer que las despedidas se vayan lejos, que se olvide de nosotros la soledad que acecha partidas que llegan demasiado pronto quitándonos de perdernos en reflejos de ojos, en suspiros cómplices, palabras que salen del alma... o un "te quiero" que nunca agota.
Lo intento... no puedo hacer otra cosa que intentarlo, pues sin ti el día se vuelve opaco, el reino oscurece, el aire se envicia, la luna se oculta... el cuerpo se desploma sin fuerzas y me siento pequeña... muy pequeña. Y lucho... intento luchar contra todo esto que me viene demasiado grande, contra la espera, esa que sí se vuelve eterna sin ni si quiera quererla. No hay segundo mi amor que no pueda dejar de tenerte en mi cabeza, no hay momento del día en que no te recuerde o que intente de nuevo traerte de vuelta.
Hoy mis ojos intentan descansar en una almohada mojada, hoy caigo rendida por el cansancio.
Esta noche de nuevo soñaré con imposibles posibles, con tenerte cerca... con volver a poder arañarle al tiempo nuevos minutos hasta conseguir quedarme por siempre, amor por siempre, con cada una de tus horas.

lunes, 25 de julio de 2011

Corazones.



Qué hacer cuando uno se siente vacío, cuando los días se vuelven mudos aunque haya quien hable a tu lado, cuando se buscan otras palabras que no llegan porque se necesitan las que no encuentras.
Qué hacer cuando no te sientes capaz de soportar el paso del tiempo sin su presencia.
Cómo conseguir que el tiempo se detenga hasta tenerle cerca...
Da igual que hoy haga sol, siento frío... no hay nada que envuelva este cuerpo que se siente desnudo cuando noto su ausencia...
Hoy me duele no poder tenerlo, no poder ofrecerle mi pecho para ver en él descansar los sueños... me duele no poder tocarlo, susurrarle largas frases... dibujar con el índice corazones mientras cuelgo en el aire suspiros, un "hazme por siempre tuya", o un "dios mío...cuanto te echo de menos".

Y espero... siempre espero, al día en el que pueda decir todas mis cosas, en el que pueda repartir caricias, corazones... en el que se oigan mis susurros, en el que de nuevo pueda tocar el cielo viendo como cada uno de mis suspiros se guardan entre labios que me regalen besos... besos que no irán al aire, que se quedarán jugando por mi comisura, por mi cuello, por mi vientre o mis caderas... y espero, siempre espero.

Hoy de nuevo he rellenado mi día vacío pensando en ti... sentimiento que al mundo ciegas, que vuelves loco cuando te tienen cerca, que desesperas cuando te alejas... hoy grabo corazones mientras para ti amor, para ti te dejo la puerta del mío abierta.

martes, 19 de julio de 2011

Sueños... siempre sueños.



Intento no perder el rumbo, callar palabras de otros que no creen en nada porque hace tiempo cayeron entre olas de olvido y renunciaron a sueños por verlos demasiado lejos.... no, yo no caeré en esas aguas, yo hasta el fin de mis días navegaré por ellos.

Hoy navego con la mirada perdida, imaginándome el día en que por fin llegue a fondear en tus brazos, en tu cuerpo... perdiéndome por siempre a tu lado, dejando atrás tempestades que mojan el alma, días sin soles o noches cubiertas de dudas que de improviso aparecen para ahogar esperanzas... Y sigo adelante, me perderé entre mil mares, soportaré el frío de la noche, el calor de los días sin brisa, la locura se cebará conmigo cuando la soledad me acompañe... pero lo que nunca dejaré de hacer, será navegar hasta encontrarte.

lunes, 11 de julio de 2011

Vuelvo poco a poco...



Hoy en la noche me escapo, siento el deseo de ir a ver cómo está mi reino, apenas ha pasado una semana y necesito ir a respirar el aire lleno del aroma de azahar de mis naranjos. Necesito ir a mirar si todo sigue tal cual lo dejé... necesito refugiarme de soledades que fuera se me hacen demasiado grandes, necesito creer en cuentos, ponerles finales felices... pararme un segundo, olvidar que la magia se rompe cuando las sonrisas desaparecen y surgen silencios demasiado huecos... huecos donde no hay nada, ni tan si quiera una palabra tuya con la que acariciar el alma. 
Hoy no puedo dormir, hoy quiero contemplar estrellas, tumbarme en la hierba, escuchar el mar que está cerca... el mar, el mismo donde la luna juega a mirarse la muy coqueta... A veces me gustaría ser ella, observarte en la noche, acunar tus sueños, meterme en ellos por siempre y al alba, marcharme a hurtadillas, esperando que tu primer pensamiento al despertar sólo sea mío... tan sólo mío....
Sueña amor, que yo guardaré tristezas, que yo abrigaré esperanzas... sueña amor...sueña.  

Ilustración de Alex Jansson.

lunes, 4 de julio de 2011

Una niña loca y un reino.


Hoy cierro la puerta de mi reino... hoy dejo dentro secretos, ilusiones que fuera pudieran ser vistas como fantasías estúpidas... y qué importa, qué importa que me digan niña loca, por encerrar mariposas entre muros de piedra sin tejados, por soñar imposibles que nadie sueña... la que vive cerrando ojos, tapando oídos cuando alguien escupe un deja de volar que no tienes alas... alas, si supieran esos incrédulos que cada día vuelo, que me imagino en un reino que me convierte en hada... princesa encantada... heroína de cuentos o sólo yo, la que se limita a escribir pensamientos y sentimientos que fuera la realidad ahoga mostrando que nada es eterno o que las palabras se las lleva el viento.... No, aquí en mi reino no se las lleva para olvidarlas, aquí sé que han sido recibidas... dime ¿a caso tú que me lees no me has encontrado?... ¿a caso tú no sabes volar como yo lo hago?...
Hoy cierro la puerta, la cierro con sumo cuidado, dejo en silencio este reino lleno de besos, espejos rotos donde cada trozo muestra un recuerdo, amapolas rojas, flores silvestres púrpuras, adoquines dorados, un par de zapatos rojos... sombras y claros... nubes blancas con miles de formas... estrellas, aquí siempre podrás ver hermosas estrellas... hoy lo dejo todo aquí, guardaré la llave en mi cajita de sueños, esa que fuera tengo cerca de mi cama... ¿volver? sí, puede... algún día, mientras tanto a vosotros locos os digo: ¡soñar, imaginar... volar!, puede que el aire me traiga vuestras palabras y estar seguros de que si así lo hace, os responderé con una de mis sonrisas.

sábado, 2 de julio de 2011

Y muero.


Y muero por el sabor de tus labios,
agarrada a estos finos hilos de esperanza
que te traen a mi cuando sueño...
cuando te veo a mi lado aún en la distancia,
que eres dueño eterno de lo que siento,
de este corazón que salta
al escucharte decir palabras...
Y voy cada día tirando poco a poco de estos hilos,
suavemente... conduciéndote cada vez más cerca,
enseñándote que es este el camino
hacia donde ir,
que es este el camino que todos los días recorren
mis besos... suspiros,
el sonido de este corazón loco
que se encabrita cuando estas cerca,
que se paraliza en tu ausencia...
Y muero por el sabor de tus labios,
por perderme en su comisura,
sentir tu aliento en mi boca,
rozarlos,
tocarlos,
amarlos...
por siempre tenerlos cerca amor...
por siempre amarlos.