martes, 10 de mayo de 2011

No quiero jaulas, ni un punto final en sueño.


Empiezo a pensar que determinadas cosas no se pueden atrapar, que hay sueños que jamás deben de cumplirse, que perseguir demasiado algo, puede llevarnos a un estado de locura donde idealizamos demasiado... quizás es mejor imaginar sin más y no intentar por todos los medios conseguir un imposible. Hoy me doy cuenta de todo eso, de que quiero dejarme llevar, sin obsesiones, sin la necesidad de nada... sin pensar si llegaré o no a algunos de ellos, tal vez sea mejor así... seguir disfrutando de lo que me rodea dejando la jaula abierta, dejando que las cosas pasen como tengan que pasar... hoy no quiero que se haga realidad nada... hoy no quiero perseguir finales porque el miedo de que deje de ser lo que imaginé, acabaría con todo... quiero soñar siempre.

11 comentarios:

  1. Hombre, si lo que se busca parece estar cercano, mejor arriesgarse y luchar, pero si es una posibilidad muy remota, no conviene idealizarla en exceso ni mucho menos obsesionarse, porque se corre el peligro de acabar viviendo una existencia paralela y más tarde o más temprano hay que afrontar la realidad como es, porque sus tortazos no admiten ensoñaciones.
    Quizá la clave sea compatibilizar los sueños y la vida real.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Ay, niña, lo que me recuerdas muchas veces a mi, ese completo incompleto que busca en las aceras los pasos perdidos... pero sabes, la vida es mas que eso, es vivir el dia, porque no sabemos que será mañana, mejor llevarse el instante, las pequeñas cosas, caminar, todo se va ordenanado a veces, sin darle apenas vueltas.

    Gracias por tu bello mensaje, jejeje, es mañana, pero ya me doy por felicitado con tus palabras, el sentimiento es mutuo.
    Besos enormes.

    ResponderEliminar
  3. A eso me refería Suso, a disfrutar el momento sin preocuparnos tanto...
    Pufff jajaja estaba preocupada, cuando me di cuenta ya había pasado el lunes y tenía miedo de llegar tarde... lo dicho ;) y pásalo bien. Un besazo.

    ResponderEliminar
  4. En verdad el ser humano es testarudo no comprende de vivir los momentos, en lo personal me cuesta dejar de soñar y no crear en mi cabeza loca un castillo con una princesa aun que en un futuro ese castillo se convierta en uno de naipes, y la princesa tenga un corazón de hielo, hay imposibles que se vuelven posibles y si no son posibles al menos lo intentamos.

    Como siempre es un gustaso leerte admito que me he hecho adicto a tus escritos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. ¿Adicto William? jajaja... me halagan tus palabras... y ya sabes, a seguir soñando. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Es cierto lo idealizamos, cuando no alcanzamos del todo algo siempre sentimos que ese algo es lo que necesitamos, lo que nos hará felices.

    Quizás sea cierto o quizás no.... me encantó esta entrada.

    Un besazo enorme!!! maravillosos relatos!!

    ResponderEliminar
  7. Bravo Su, interesante pensamiento. Del cuál, por supuesto, tomo la debida nota. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Hay que disfrutar de las pequeñas cosas,ya sabes, son las más grandes.
    Un beso moza y gracias por regalarnos tus letras.

    ResponderEliminar
  9. BONHEUR... gracias guapa ;)

    Rombo... ya sabes, como siempre filosofando y jugando con palabras, así que gracias por las tuyas. Un beso.

    Luz, amiga... efectivamente, hay que disfrutar siempre. Besazo.

    ResponderEliminar
  10. Creo que se me borraron los comentarios a partir de aquí... BONHEUR gracias :)

    ResponderEliminar