lunes, 25 de abril de 2011

Guirnaldas de luz.



Sigo haciendo idioteces, sigo desparramando este sentimiento que me vuelve tan estúpida a veces... desparramándolo mientras escribo en las paredes con enormes letras TE AMO, mientras dejo señales para que veas donde estoy... pero estás tan ciego, tanto que creo que debería de empezar a cambiarlas... estoy cansada. Y así me paso el tiempo, unos días escribo un sentimiento y otros... otros corro a borrarlos con la esperanza de que primero has ido tú a poner nuestros nombres debajo.
...

El paso de la bruja por mi reino, ha dejado demasiadas grietas... a veces pienso que se vendrá abajo en cualquier momento, pero no me importa... seguiré arreglándolo, ya no deseo marcharme de este lugar, ya no deseo partir, abandonar, si tengo que caer, caeré... hoy el día de nuevo es gris, no es fácil recuperarse de su ataque, no es fácil despojarse de la sensación de vacío que me transporta a momentos pasados en los que creí que lo vencería todo y no fue así.
Hoy he vuelto con la intención de limpiar el reino de los restos de una batalla, a quitar losas rotas, a amontonar sentimientos vacíos, tristezas... alguna que otra amargura, mentiras de alguien que se arrinconaban en una esquina... y a todo eso le he prendido fuego.
Quizás haber inhalado algo de ese humo me ha hecho sentir por un momento ese cansancio, ese "aún estás a tiempo, ¡abandona!", o el "no sigas, no importas", pero el calor que desprendía la hoguera, ha vuelto a enceder mis ganas de seguir adelante, de seguir intentándolo... y es que he recordado lo frías que son mis sábanas cuando la almohada se llena de dudas y no las quiero, he recordado lo mucho que me gusta pintar con letras en las paredes y las he vuelto a pintar... y sobre todo, me han entrado ganas de llenar de guirnaldas de luces todo el jardín, toda mi casa para de día, no apreciar los grises que ahora existen y de noche... de noche para conducirte a las que he dejado colgando sobre el cabecero de mi cama.

Siempre contradicciones, siempre la sensación del me hundo pero luego floto, para de nuevo hundirme y volver a empezar en lo mismo... un sí ahora, un no después... puras contradicciones. De nuevo aparece la montaña rusa en mi vida, unas veces arriba, otras abajo... ¿y para cuándo los trayectos fáciles?... creo que la locura no conoce ese tipo de trayectos.

11 comentarios:

  1. Apreciada Rebelde,

    Tus bonitas palabras son el mejor rastro de luz para quien lo quiera seguir.

    Que pases una feliz semana!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Catherine, de verdad agradezco las tuyas.
    Feliz semana para ti también y un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. ENTRE QUE TIRAS Y ENCOGES
    DESCANSA LAS LAGRIMAS,
    NO TE ACONGOJES...

    ACCEDE A LO GRÁCIL DE LA LOCURA
    DES-INHIBE EL CORAZÓN
    Y DEJA QUE LA DEMENTE JUEGUE EN SU LOCURA.

    AH...!!! NINGÚN CAMINO ES FÁCIL...
    creo Que EL MAS DIFÍCIL ES EL DE LOS CUERDOS... LLENOS DE PREOCUPACIONES Y ESTATUTOS, DE RESOLUCIONES Y EVOLUCIONES... EN FIN... SOMOS LO QUE SOMOS... ESO SOMOS...!

    SALUDOS SOÑADORA.
    CRISTOFER.

    ResponderEliminar
  4. Jajaja eso somos Cristofer, eso somos... un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Aguanta... que ya queda poco para el trayecto fácil... Si has llegado hasta aquí, podrás seguir.
    Beso.

    ResponderEliminar
  6. Pero que seria de la vida sino fuera una montaña rusa, una gran feria, unos autos de choque a velocidad incontrolada... lo bueno es que siempre dejas la puerta abierta a la esperanza, cada dia es uno nuevo y quien sabe lo que pasará. Sigue escribiendo locuras, porque nunca fueron tan reales...
    Besos niña, buena semana.

    ResponderEliminar
  7. Suso, siempre hay que dejarla abierta. Te echo un montón de menos por tu horizonte, un beso muy grande.

    Rombo con que las bajadas no sean tan fuertes me conformo ;) Beso.

    ResponderEliminar
  8. Así somo los seres humanos testarudos, siempre nos aferramos a lo que mas nos hace daño.

    Las grietas de la bruja pintalas con una sonrisa
    y en tu mundo al revés, recuerda que los lobos son buenos y son maltratados por los corderos.

    P/D: Si te sobra de la guirnalda un destello de luz me lo regalas.

    ResponderEliminar
  9. Mi Historia Entre Tus Dedos, te regalaría una de mis mejores guirnaldas... y luego seguiría tu consejo; pintaría sonrisas, pero no sólo en mi reino... en todos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Seguro que con una buena pintura reflectante y la señalización reglamentaria adecuada, el viajero desorientado llega donde debería llegar, no lo dudes. Y si no, lo secuestramos!!!
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  11. Jajajaja rubo, tu siempre haciéndome reír. Un beso.

    ResponderEliminar