lunes, 4 de abril de 2011

Callando al corazón necio.


Hoy tus palabras se pierden en cada curva de mi cuerpo, se me escurren caprichosas en la ducha intentando decir mil cosas, y yo intento mojarlas, dejarlas mudas a la vez que procuro callar a este corazón que las trae de vuelta, este que no quiere olvidar... condenado, qué mal se te da callar.
Que no quiero más recuerdos, no quiero compartir la ducha con palabras huecas, no quiero dormir en una fría cama de dudas... de preguntas que siempre empiezan con un porqué.
Hoy ella sonará aun más alto mientras el agua intenta llevar lejos aquello que me dijiste en el pasado, lo que debió de irse hace ya muchas albas... muchas ya.

6 comentarios:

  1. Lo malo de tener buena memoria y muchos recuerdos es que algunos, sobre todo los que un día fueron agradables (o lo siguen siendo) suelen ser bastante tercos. No obstante, aún quedarán muchas palabras sinceras para grabar en los surcos de nuestra mente.
    Por cierto, entre la entrada de "cosas" con la imagen del baño y esta con la ducha, estamos pasando un calor... Ay Dios, ay Dios, creo que me comeré un helado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Una ducha... creo que es mal lugar para tratar de aplacar el eco del corazón. La ducha proporciona intimidad, uno de los pocos momentos al día en los que estamos en real encuentro con nosotros mismos. ahí es don de (a mi juicio) el eco de lo no deseado se hace mas fuerte.
    Por otra parte, se sufre mientras se busca que el agua de de la fuente se renueve, sintiendo siempre el sabor amargo de la desdicha o el dulzor del deseo lejano.

    Saludos.
    Cristofer.

    ResponderEliminar
  3. Cristofer, mal lugar no, malísimo... es un lugar donde lloras si estás triste, donde cantas si estás alegre, donde hasta el deseo intenta encontrar su momento... donde como bien dices somos nosotros mismos. Un abrazo, me encantan tus comentarios.

    Rubo... ¿un helado? jajaja, tengo una pin up que el próximo día te voy a dedicar y no digo más jajaja. Beso.

    ResponderEliminar
  4. Qué difícil es olvidar las palabras que llegan al corazón

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. No puedes hacer nada... Tienes que escuchar...
    Beso para tí.

    ResponderEliminar
  6. Y vaya que si es necio, el problema que las muchas albas se llevan nuestra alma.

    Un placer leerte!

    ResponderEliminar