lunes, 3 de enero de 2011

Descubriendo.

A medida que pasa el tiempo en este reino voy descubriendo cosas nuevas. Dividido en dos, una parte está cubierta de nubes blancas, mientras que en la otra, el sol brilla llenando de claridad cualquier rincón. Me he dado cuenta que los días tristes prefiero estar en el primer lugar. Allí, escondida entre las nubes, me recuesto en ellas para que me sequen las lágrimas... sin darme cuenta les cambio el color hasta llegar al gris... permanecen así durante unos instantes y luego vuelven a recuperar su color.
Cuando estoy contenta, voy donde el sol brilla,  me pierdo entre grandes campos de amapolas, agito todos los dientes de león que encuentro, río, canto, suspiro...
Hoy tengo ganas de ir a ese lado. Quiero correr por los campos persiguiendo mariposas, hacer ramos de flores de mil colores o pompas de jabón de cien mil formas... quiero ir a la frontera que delimita las dos partes del reino, ponerme de puntillas y soplar al cielo... hacer que las nubes vuelen alto, muy alto y  conseguir que todas sean de color blanco.

2 comentarios:

  1. Es un poco como el Yin y el Yan, ¿recuerdas? Siempre aparece un sol para ver el mundo de distinto color.
    Mientras haya soñadores...

    ResponderEliminar
  2. yo también quiero correr por los campos, soplar, soñar, antes de dar de bruces con la realidad otra vez, y después otra vez a correr por los campos, así se lleva mejor la vida.
    besos y besos

    ResponderEliminar