martes, 28 de diciembre de 2010

Impulsos.

En determinados momentos reconozco que me gustaría dejarme llevar... no hacer lo que me dicte la razón, sólo moverme por los impulsos que de repente pueda tener. Así, si tuviera ganas de cantar, lo haría en cualquier sitio, si quisiera gritar dejaría sordos a muchos, si quisiera reír no me importaría la cara que pusieran los demás por verme hacerlo... en ocasiones tengo ganas de dar besos, pero supongo que sería extraño explicarle a alguien que te deje darle uno porque esperas a cambio recibir otro, supongo que eso les haría pensar que soy más loca que los que van cantando por la calle, los que gritan dentro de un mundo donde sólo hay gritos, o los que ríen entre un montón de gente que ni si quiera te observa... quién va por ahí repartiendo besos... sólo yo desde la distancia, la razón no me deja darlos en las mejillas, y mientras los lanzo espero que algún día alguien se de cuenta... quién sabe, quizás me corresponda dándome uno de esos que a veces necesito tanto.

4 comentarios:

  1. ¿Sabes? Lo que ocurre es que guardas tanto amor dentro de ti, que no hay gente por el mundo bastante que sea merecedora de recibirlo, por eso cuando encuentras a una persona apropiada te entran ganas de descargar de golpe todo ese cariño en ella.
    Yo de momento te envío unos cuantos besos a distancia, confío en que alguno llegará.

    ResponderEliminar
  2. ¿Lo has sentido en la mejilla? ;)

    ResponderEliminar
  3. Sí, pero me lo has dado tan fuerte que casi me dejas "K.O." jejeje ;)

    ResponderEliminar