lunes, 27 de diciembre de 2010

Fantasmas.

He intentado enterrarte en el olvido cansada de cargar con inútiles recuerdos que terminan siempre atormentándome... ¿lo he intentado?, me engaño. Hace tiempo me quedé quieta, sin hacer nada, incapaz de dejarte atrás... hace tiempo preferí quedarme con tu fantasma antes de perderte por completo.

3 comentarios:

  1. A veces los recuerdos son tan tercos que es tarea imposible pretender dominarlos ;)

    ResponderEliminar
  2. Y ES QUE cada uno se aferra a lo que puede. Biquiños,

    ResponderEliminar
  3. Así es rubo, un beso.
    Aldabra, sí... lo malo es que aferrándonos a un fantasma no conseguimos nada, lo revivimos con el recuerdo unos instantes, ¿y después?... después lo añoramos eternamente cuando hubiera sido mejor dejarlo en el pasado.
    Un saludo, me alegra verte por aquí ;)

    ResponderEliminar