miércoles, 29 de diciembre de 2010

El espejo mágico.

Hoy he encontrado dos puertas en el límite de mi reino, una va directamente a la realidad y la otra a un lugar olvidado, ese que según vamos creciendo dejamos atrás con historias de otros reinos, sueños antiguos, pasados olvidados... me he asomado por esta última, he caminado por senderos que el tiempo empieza a borrar, he visto un oscuro bosque, lo que un día fue una casita de chocolate ahora mohosa, y un espejo roto en un castillo en ruinas... un espejo que me ha dicho;
"Ven... ven y mira".
He sentido miedo al acercarme, pero este se ha ido nada más comprobar lo que me quería mostrar... era yo. En cada fragmento aparecía un momento de mi vida pasada, de cuando era niña... vi a mi abuelo contándome historias, a mi abuela cepillándome el pelo, a mi madre dándome el beso por la noche antes de dormir... y en el pedazo más grande me vi sola, mirando al cielo... soñando. Con lágrimas en los ojos decidí coger cada fragmento para guardarlos como un tesoro en mi reino, podría ver en ellos el pasado... pero al coger el primero, las imágenes desaparecieron... y comprendí, no podía llevarlos, el pasado debe quedarse en el pasado. Lo coloqué en su lugar y las imágenes regresaron.

Todos aquellos momentos los guardo en el corazón junto un montón de sueños, sé que nada hará que desaparezcan, pero tengo que confesar, que me escaparé de vez en cuando para ir a ver esos pasados olvidados, sí... y ver cómo no, lo que un día fui .

5 comentarios:

  1. No soy muy dado a las alabanzas pero leyendo estas palabras tan bellas me he emocionado. Tus escritos dicen mucho de la gran persona que eres; desgraciadamente no abundan mucho hoy día las personas nobles, hermosas por fuera y por dentro. Eres una de ellas y tenemos la gran fortuna de conocerte y disfrutar todas esas pequeñas cosas tan cotidianas y tan valiosas que compartes con nosotros.
    Los buenos recuerdos siempre vivirán en nosotros :).

    ResponderEliminar
  2. Gracias rubo... es a mi a quien le han emocionado tus palabras, de verdad, no sé cómo agradecerte el estar ahí, perdiendo tu tiempo leyéndome cuando hoy nadie tiene tiempo para nadie... y encima diciéndome cosas tan hermosas. Gracias Ru.

    ResponderEliminar
  3. Querida amiga mia, tenía pendiente pasar por tu nuevo blog, y enamora, para nada es acorde con tu nombre de perfil, jeje, mas bien es un remanso de paz donde perderse. Que pena que nos agobien tanto estos días las prisas, los horarios... he cambiado de trabajo y ando justo de tiempo todo el día. Enviarte todo mi cariño, a ti y tu hermana, espero que mejor. Un gran abrazo enorme y feliz año, que nos visiten las musas y las hadas y los días venideros sean puerta abiertas a la esperanza.

    ResponderEliminar
  4. Susoooo qué alegría, has venido, no sabes la ilusión que me hace. Entiendo que te falte el tiempo, a mi a veces me gustaría que los días fueran más largos para hacer todo lo que quiero, pero muchas veces lo que queremos tenemos que dejarlo a un lado para cumplir con nuestras obligaciones... las puertas las tendrás abiertas siempre. Te agradezco tu preocupación por mi hermana, sí, está mucho mejor, ha tenido muchísima suerte... por lo demás te deseo a ti también un feliz año y que en el próximo se cumplan muchos de tus sueños. Un beso Suso, ¡oye! pero no uno cualquiera, de los enormes jajaja. Nos vemos.

    ResponderEliminar
  5. Contestando a lo anterior, únicamente te diré que nunca se pierde el tiempo leyendo un blog tan repleto de sentimientos como este.
    Un abrazo y feliz Nochevieja.

    ResponderEliminar